Juan, me gusta que me llamen Juan

Buenos días garuber, ¿cómo estás? Espero que tu semana empiece como debe ser, ¡con optimismo e ilusión por saber lo que te depararán los próximos días! En el post de hoy me gustaría hablarte de una campaña publicitaria que ha llevado a cabo Confederación Aspace (Asociación Parálisis Cerebral) con motivo de la celebración del Día Mundial de la Parálisis Cerebral. Sí, ya sé que es en octubre y que todavía queda un poquito, pero cuanta más gente sepa lo que se quiere transmitir, mucho mejor. El nombre de dicha campaña es “Dale la vuelta” y cuando la he visto, he sabido apreciar de inmediato lo original que es y lo mucho que puede hacer reflexionar a las personas. Es por eso por lo que en seguida se me ha encendido la bombilla y he decidido hablar sobre ella en mi blog.

Empezamos con una pregunta curiosa: ¿qué pasaría si todas las personas tuviéramos parálisis cerebral y aquellos que son considerados “normales” fueran en realidad los “especialitos”? Un mundo al revés en el que el símbolo azul de la silla de ruedas fuera lo habitual y estuviera por todas partes, y lo extraordinario fuera caminar de pie o sin limitaciones físicas. Un mundo donde, si no pudieras manejar utensilios destinados a la accesibilidad (una pizarra inteligente, prótesis, sillas de ruedas eléctricas, etc…) no te contrataran ni de broma. Para responder a esta cuestión, ASPACE ha elaborado un vídeo en el que se muestran, de una forma muy clara y realista, ocho situaciones reales de vulneración de derechos de las personas con parálisis cerebral desde el punto de vista del humor. Entre ellas, por ejemplo, uno quiere pedir comida en un restaurante y el acompañante decide el plato por esa persona por miedo a que se atragante. Eso es algo que suele ocurrir mucho más a menudo de lo que parece y sin embargo nadie se para a pensar en cómo se puede sentir el comensal en cuestión, al cual le apetece un buen pollo, y no una sopita. ¿Cómo se sentiría aquel que está acostumbrado a pedir lo que le venga en gana? Otra de las situaciones que bien refleja este vídeo es la típica pregunta de: ¿cómo te gusta que te llamen? ¿persona con discapacidad? ¿con capacidades diferentes?… Juan, me gusta que me llamen Juan. Como estas hay muchas otras realidades y situaciones que más de 120. 000 personas con parálisis cerebral sufren a diario, y el kit de la cuestión es que, si al mundo se le diera la vuelta, parecería totalmente surrealista que nos tratasen así.

Además del vídeo, la campaña contará con un spot de 20 segundos que se emitirá en las principales televisiones de ámbito regional y nacional. En lo que respecta a las redes sociales, la campaña estará presente con el hashtag #DaleLaVuelta, para todo aquel que quiera sumarse. Desde el Movimiento ASPACE también se propondrá sacarse una foto, darle la vuelta y publicarla en RRSS con el hashtag #DaleLaVuelta. Lo que desde ASPACE se pretende, es que la sociedad contribuya a viralizar la campaña con el objetivo de llegar a ser Trending Topic en Twitter el día 2 de octubre. Asimismo, han puesto ya en marcha la web www.dalelavuelta.net, donde quien quiera puede acceder a todos los vídeos e imágenes de la campaña. Igualmente se podrá subir en RRSS un mensaje de apoyo relacionado con los derechos de las personas con parálisis cerebral, y conocer más en profundidad qué es el Movimiento ASPACE.

Como ves, existen varias formas de conocer y colaborar con esta campaña, por eso te invito a que veas este video que te dejo a continuación y te animo a reflexionar sobre ello y por supuesto compartirlo con la gente de tu entorno, pero no solo por lograr ese trending topic, sino para conseguir algo mucho más importante: que cada vez seamos más los que nos empapemos de empatía hacia los demás. Entiendo perfectamente que es muy fácil no plantearse ciertas cosas cuando estamos acostumbrados a no tener dificultades a la hora de movernos o expresarnos, y por supuesto que no tengamos la necesidad de ponernos en la piel de otro por las buenas, pero para eso estamos aquí, para ayudarte a comprender ciertas cosas

simplemente por el hecho de que, cuando en una sobremesa salga el tema de la discapacidad entre muchos otros, puedas hablar de ella desde un punto de vista más cercano, con más propiedad e información y decidiendo tú mismo si quieres llamarlo discapacidad, capacidades diferentes o simplemente y como ya he dicho en numerables ocasiones, convivencia.

¡Súmate! ¡Hasta el viernes Garuber!

Habilidades

Publicado el

16 septiembre, 2019

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *