A día de hoy en España, según el avance que hay en la Encuesta sobre Discapacidades, Deficiencias y Estado de Salud, hay unas 3.5 millones de personas que viven con alguna discapacidad o limitación de movilidad y necesitan tener una vivienda más accesible.

Con estos datos podemos ver que es necesario que la industria de la construcción invierta en la vivienda accesible, ayudando así a quienes lo quieran y necesiten.

Vivir con falta de movilidad o discapacidad se convierte en un estilo de vida más, que dispone de diversas dificultades.

Por suerte, existen varias soluciones para hacer que tu vida sea adaptada y llegar a normalizarla lo máximo posible.

¿CÓMO TENER UNA VIVIENDA MÁS ACCESIBLE?

En GARU nos preocupamos por la comodidad, accesibilidad y felicidad de todas las personas y por ello, queremos que las escaleras dejen de ser un problema en su día a día con los siguientes consejos.

 

1. Sustituir las escaleras de la entrada por plataformas elevadoras o rampas.

Dentro del mercado inmobiliario es posible encontrar una vivienda más accesible, aunque también existen algunos cambios esenciales que pueden ayudarte a adaptar tu espacio a esas personas.

Los escalones a nivel y escaleras son un peligro para muchas personas con movilidad limitada. Lo cual también les puede dificultar la entrada y salida del edificio.

Para esto, en GARU disponemos de plataformas salvaescaleras que pueden ser instaladas sobre la propia escalera, diseñadas para eliminar las barreras arquitectónicas, y sin la necesidad de hacer reformas o modificaciones para ello.

Estas disponen de una base en la cual pueden acceder sin dificultad que al finalizar su uso se pliega, adaptándose así en la forma que es la escalera, los descansillos intermedios, etc.

 

2. Colocar una silla salvaescaleras

Una silla salvaescaleras es una excelente solución para subir y bajar escaleras de una manera sencilla, cómoda y con total seguridad para una persona que dispone de dificultad para hacer uso de ellas.

En este caso, el usuario solo se tiene que sentar sobre el asiento y este mismo lo transporta desde la parte donde se encuentra hasta la otra, ya puede ser el recorrido de la planta baja a la primera planta o a la inversa.

Esto le permite moverse con facilidad y realizar cosas que de otro modo le serían más difícil o hasta no podría llegar a realizar.

En GARU disponemos de diferentes modelos de sillas salvaescaleras que pueden ser perfectas para tu escalera y la persona que la vaya a utilizar, consiguiendo así, tener una vivienda más accesible.

Una silla elevadora es una solución rentable, rápida y que puede ser de uso temporal.

Su instalación es sencilla teniendo en cuenta que se encuentra en la pared y se puede desmontar y montar de manera rápida.

“Por ejemplo, si tú tienes instalada tu silla elevadora en tu casa y decides mudarte, tu silla se puede retirar con facilidad y ser instalada de nuevo en tu nueva casa para tener una vivienda más accesible”.

 

3. Instalar un ascensor

Otra alternativa distinta a la silla salvaescaleras y las plataformas elevadoras es instalar un ascensor o un ascensor doméstico.

Son elementos seguros, fiables, rápidos y hasta puede llegar a ser elegante.

“En nuestra web encontrarás diferentes modelos de sillas salvaescaleras, plataformas elevadores y ascensores para tener una vivienda más accesible”.

Muchas veces cuando oímos la palabra ascensor nos puede venir a la mente que su precio es muy elevado, pero también tenemos que pensar en el valor que se le sumará a tu casa y sobre todo que supondrá una importante inversión para mejorar tu comodidad en el día a día.

4. Suprimir las barreras de baño

El baño suele ser una de las partes de la casa que nos presenta numerosos obstáculos que hacen que tengamos que extremar la seguridad, sobre todo cuando los azulejos y baldosas se encuentran mojadas, jabonosas, etc.

También, tenemos el reto de entrar a la bañera, ya que sus lados altos complican la entrada. Igual que en otra área del baño, concretamente el inodoro dificulta el movimiento y puede convertirse en algo traicionero.

Los pasamanos evitan la necesidad de que el usuario se balancee cuando se sienta y se levanta del inodoro.

 

5. Pasamanos en un sitio clave

Muchas personas sufren de falta de equilibrio, creando incluso problemas como pueden ser caídas, que tengan que disponer de ayuda para levantarse de áreas del baño, sillas, camas, etc.

Para estas situaciones, una buena solución son las barras de agarre que ayudan a reducir el riesgo de caída y a la vez les pueden ayudar a levantarse de donde se encuentren sentados.

Haciendo así que puedan disfrutar más de su independencia y de una manera u otra también les aporta paz mental.

 

6. Redistribuir los muebles

Redistribuir los muebles de tu casa puede llegar a ser un factor clave para complementar la accesibilidad dentro de tu hogar a esas personas con movilidad reducida o en silla de ruedas, haciendo que estas personas no tengan que realizar giros bruscos, pasar por pasillos estrechos, pedir ayuda entre otras situaciones.

Aparte, también es importante fijarnos día a día en pequeñas situaciones como pueden ser facilitar el acceso a llegar a las estanterías, coger utensilios de cocina y así ver si se pueden llegar a trasladar estos artículos en algún nivel más inferior para estas personas.

¿QUIERES TENER UNA VIVIENDA MÁS ACCESIBLE?

En nuestra web encontrarás diferentes modelos para suprimir cualquier barrera arquitectónica, como pueden ser sillas salvaescaleras, plataformas salvaescaleras, elevadores verticales y ascensores domésticos para tener una vivienda más accesible.

Contacta con nosotros llamando al 934 204 939 o completando el formulario que encontrarás aquí abajo.

    He leído y acepto la Política de privacidad.