Cuando hablamos de eliminar barreras arquitectónicas nos encontramos con diferentes tipos de salvaescaleras: sillas salvaescaleras, plataformas salvaescaleras, elevadores verticales o ascensores domésticos. Pero generalmente, una de las soluciones para mejorar la accesibilidad más demandadas son las sillas salvaescaleras; por su practicidad, comodidad, su fácil instalación y porque no ocupan espacio. De entre estas, la reina de las sillas salvaescaleras y la más solicitada entre nuestros usuarios es el modelo OTO. ¡Hoy en nuestro blog te vamos a hablar más detalladamente de la silla salvaescaleras OTO y de todas sus especificaciones!

¿Qué es una silla salvaescaleras?

Las sillas salvaescaleras representan una solución ideal para personas que tienen movilidad reducida y que, por lo tanto, el hecho de subir y bajar escaleras les puede resultar peligroso.

La instalación de estas sillas es una de las soluciones más escogidas gracias a su fácil y rápida instalación, se pueden instalar en casas, pisos donde las escaleras son estrechas o cuentan con diferentes anchuras y/o rellanos intermedios, en escaleras exteriores, …

Debido a su reducido tamaño y a sus múltiples acabados hace que el impacto visual sea mínimo.

En cuanto a sus tipologías, podemos decir que existen de tramo recto y de tramo curvo.

Si quieres conocer todas sus ventajas, no te pierdas el post que hicimos sobre: Las ventajas de una silla salvaescaleras

El modelo OTO

Las sillas salvaescaleras modelo OTOse adaptan perfectamente a las escaleras más complicadas y de diferentes tramos (recto, curvo o con rellanos intermedios) proporcionando un alto nivel de confort a todos sus usuarios.

Estos salvaescaleras ofrecen una excelente adaptabilidad tanto con la estética como con la estructura del hogar. Su instalación no requiere grandes obras y se adaptan a cualquier tipo de escaleras. No exigen un amplio espacio y tampoco una inversión muy elevada, por lo que es una solución de accesibilidad a un precio muy competitivo.

Sus principales características son:

  • Dispone de la posibilidad de realizar aparcamientos especiales y reducidos.
  • Es adecuada para pendientes de hasta 75º
  • Tiene un raíl tubular de 6cm de diámetro
  • Funcionamiento a batería
  • Reposapiés plegable automático
  • Dispone de un cinturón de seguridad retráctil
  • Tiene una capacidad de carga de hasta 125 kg
  • Dispone de un dispositivo antigolpes, anticolisión, anticorte y antiaplastamiento.
  • Tiene un sistema de tracción piñón-cremallera
  • Fácil uso
  • Y finalmente, contiene un limitador de inclinación.

Y como opcional, este modelo permite:

  • Añadir paradas intermedias al recorrido
  • Escoger entre colores RAL (color estándar RAL 9001)
  • tapizar la silla en diferentes colores

¿Qué acabados nos ofrece?

El asiento de OTO está disponible en diferentes colores y diferentes tipos de materiales. Gracias a su amplio abanico de posibilidades, el usuario podrá elegir entre varios tapizados y colores, consiguiendo así que la silla se integre completamente con la estética de su hogar. Incluso tiene la opción de solicitarla en cuero.

 

En GARU estudiamos cada caso de manera personalizada, buscando la mejor solución para suprimir todas aquellas barreras arquitectónicas, que puedan dificultar la accesibilidad. Las escaleras, desniveles prolongados o diferencia de alturas no tienen, ni deben, suponer un problema en nuestra sociedad.

Es por ello que en GARU buscamos la satisfacción de nuestros clientes aportándoles consejos arquitectónicos para la plena adaptación de su silla salvaescaleras a su entorno, así́ como asesoramiento en el color, las dimensiones u otras posibilidades que el producto pueda ofrecerles.

¡Contacta con nosotros y empieza a disfrutar ya de una accesibilidad sin límites!

 

 

 

 

Abrir chat